Tacos de vacío y tortillas caseras

Aunque ayer fue una noche de viernes muy especial, pero no porque fue Día de San Valentín, si no porque cociné. Normalmente los viernes en la noche tengo la costumbre escrita en piedra de no cocinar y salir a comer algo con mi esposo, pero ayer, justo porque era San Valentín, no se podía salir…