Masa liviana para empanaditas

el
La semana pasada les hablaba en mi página de FB sobre la importancia del balance, es decir, de comer de vez en cuando cosas que se nos antojen, con moderación y sin remordimiento.
Y algo que nunca puede falta en mi casa en Semana Santa son las empanaditas de chiverre o de piña, porque me encantan y porque creo que es importante conservar  y transmitir nuestras tradiciones. Para los que no viven en Costa Rica, el chiverre es una fruta parecida a la sandía, que se deshidrata, se deshilacha y se hace una miel que es muy tradicional de esta época, para empanaditas y panes. 
 
Esta Semana Santa este año no voy a estar en Costa Rica, así que estoy adelantando las tradiciones y este fin de semana hice una masa más liviana para empanaditas, con menos grasa y azúcar que la convencional, que queda súper rica. Las rellené de una mermelada sin azúcar de piña, pero también las hago de chiverre normal, y claro, me como una o dos empanaditas con el café, viendo los 10 mandamientos, como Dios manda 🙂 y por supuesto comparto con mis amigos, mi familia y compañeros de trabajo.
Si las quiere hacer de piña, puede encontrar la receta de una mermelada sin azúcar aquí,
y si lo suyo es más lo salado, las puede rellenar de pollo, carne o palmito para una versión vegetariana.
Para la masa: 
Ingredientes 
30-35 empanaditas pequeñas 
Ingredientes

1 cajita de mantequilla light (230 gramos)
3 tazas de harina (puede ser 50%-50% integral, de marca Bioland, que no hace que queden duras.
1 taza de yogurt natural 0% grasa
1/2 cdita de sal
3 cdas de sustituto de azúcar para cocinar
1 yema de huevo para barnizar.

Preparación

En un tazón coloque la mantequilla, el harina, la sal, sustituto de azúcar y májelo con un tenedor o un estribo, hasta que tenga consistencia de borona. Agregue el yogurt y comience a formar una bola con las manos. Amase bien y cuando esté lista la bola envúelvala en plástico adhesivo. Llévelo a la refri por una hora. Luego, estire la masa con un rodillo o con un vaso largo y corte circulitos de unos 6 cm de diámetro, pongáles el relleno (aproximadamente unas dos cucharaditas) cierre la empanadita y séllela con un tenedor. Con una brocha barnícelas con la yema de huevo y llévelas al horno por 20 minutos a 170 grados centígrados y 2 minutos adicionales para dorar. 

1934642_1395625797121530_6567300612836756771_n
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s