Flan de maracuyá sin azúcar

Esta es un postrecito bajo en carbohidratos, tiene leche descremada, no tiene azúcar y tiene frutas, así que no puede ser más libre de culpa. Es uno de esos postres que parece muy elaborado pero que en realidad no tiene mayor ciencia más que batirlo y hornearlo.

Es tan fácil que no le voy a dar muchas vueltas al post y mejor entramos de una vez en materia:

img_1663

img_1664

img_1665

Ingredientes

  • 2 maracuyás grandes
  • 3/4 de taza de leche descremada
  •  4 huevos
  • 1 cdita de vanilla
  • 1/2 taza de stevia granulada para cocinar y 1 cdita más para servir.

Preparación

  1. Saque la pulpa del maracuyá y póngala en un colador para sacarle el jugo. Tiene que salirle un poco menos de 1/4 de taza de jugo. Si los maracuyás son muy pequeños y le sale muy poquito, puede agregar uno más sin problema. Guarde las semillas.
  2. En un tazón bata la leche con los huevos, agregue el jugo de maracuyá, la stevia y la vainilla y mezcle bien. Puede ser también en una licuadora.
  3. En un molde de vidrio coloque 4 moldecitos para pie y vierta la mezcla en cada uno. Luego llene el molde de vidrio con agua hasta que cubra no más de 3/4 partes de los moldecitos. Esto es lo que se llama baño maría (y está en la segunda foto arriba).
  4. Llévelo al horno por 45 minutos en 180 grados. Con las semillas del maracuyá que guardó, haga una mezcla con stevia (yo le puse 1 cdita pero si usted quiere que sepa más ácido le puede poner menos.
  5. Vierta las semillas endulzadas sobre el flan y llévelo a la refri (aunque yo me comí uno así calientito porque no me aguanté el antojo). 🙂

Compartir

Share on facebook
Facebook
Share on pinterest
Pinterest

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Tabla de contenido

Más publicaciones

Tamales livianos de pollo

Hace unas semanas le dije a mi mamá (una experta tamalera) que quería hacer unos tamales más livianos que los tradicionales, en los que se

Galletas de coco sin harina

Aunque usted no sea intolerante al gluten, estoy segura que estas galletas le van encantar: son de puro coco y semillas y no tienen harina