Queque de coco libre de mantequilla y azúcar

¿Quién dijo que para hacer repostería rica siempre tenemos que usar mantequilla? Hay otras grasas más saludables, como el aceite de oliva, aceite de coco e incluso puré de manzana (un día de estos hago una receta) que también podemos usar para sustituir a la mantequilla y los queques no pierden su consistencia esponjocita, ni su buen sabor.

Yo a veces uso mantequilla, sobre todo en las galletas, pero prefiero la que es light y trato de que no sea el ingrediente predominante.

En este caso usé aceite de coco y este queque quedó sencillamente espectacular. Súper esponjoso, denso y con la consistencia perfecta. Otra ventaja es que hice la receta pequeña, solo para unas 6 porciones, por si usted es de los que quiere hacer  repostería pero no quiere hacer el quecotón y se lo termina comiendo todo. Otro tip para comer menos: acompañe siempre la repostería con una porción de lácteo light como un vaso de leche 0% grasa o media taza de helado In Line de Dos Pinos.

Bueno, ya, dejo de dar vueltas y entremos en materia.

IMG_9586

Ingredientes 

Porciones: 6

1/2 taza de stevia granulada para cocinar (si usa endulzante para cocinar de otro tipo debe ser una taza)
1/2 taza de leche descremada
2 huevos 
1/2 taza de aceite de coco
1 cucharadita de esencia de almendra o de coco
1/2 cucharadita de bicarbonato de sodio
1/2 taza de coco rallado
1/2 cucharadita de polvo de hornear
1 pizca de sal
1.5 tazas de harina blanca
Glaseado
1/2 taza de stevia granulada
1/2 taza de agua
1 cda de aceite de coco
1 cdita de esencia de coco o de almendra

Preparación

En un tazón, con batidora o a mano combine la stevia, leche, huevos, aceite de coco y esencia de coco o de almendra. Póngale bonito y bátalo bien.

Añada la harina, mezclada previamente con el polvo de hornear, el bicarbonato y la sal.

Incluya el coco rallado con movimiento envolvente (no con batidora) y coloque la mezcla en un molde pequeño de unos 15 cm de largo. Si lo hace en un molde muy grande el queque le quedará muy delgadito y la idea es que cada tajada quede gruesa.

Precaliente el horno a 180 grados y hornéelo por una hora (revisando por aquello que su horno sea muy potente). Después de una hora inserte un cuchillo y si sale limpio, ¡queque listo!
IMG_9585
Ese pedacito que le falta arriba fue que yo lo pellizqué cuando estuvo y no llegó a la foto. Pero todo bien, la vida es muy corta, pellizque los queques cuando estén.

Para hacer el glaseado, mezcle todos los ingredientes en una ollita pequeña y hiérvalo hasta que la stevia esté completamente disuelta.

Deje el queque enfriar, desmóldelo, córtelo en tajaditas y báñelo con el glaseado y un poquito más de coco rallado antes de servir.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s