Galletas con chips de chocolate sin azúcar

Las galletas son mi repostería favorita. El problema es que en el supermercado, si son muy deliciosas y con chispas de chocolate, probablemente están llenas de azúcar, grasa y no alimentan nada.  Por eso prefiero hacer mis propias galletas y  como de esta receta salen unas 12 galletas medianas, se pueden envolver en una cajita y hacerlas un regalo lindo y hecho por nuestras propias manos para alguien querido.

Les comparto mi receta original de galletas con chips de chocolate, sin azúcar y tan ricas que no parecen saludables.

Ingredientes

  • Un huevo
  • 1/2 cajita de mantequilla light a temperatura ambiente
  • 3/4 de taza de sustituto de azúcar para cocinar (si es Stevia debe ser la mitad) 
  • 1 cdita de estracto de vainilla
  • 1 taza de hojuelas de avena integral (no avena instantánea)
  • 1 taza de harina
  • 1/2 taza de coco rallado
  • 1/2 cdita de polvo de hornear
  • 1/4 de cdita de sal
  • 1 taza de chips de chocolate sin azúcar, marca Sweetwell

Preparación

En una batidora combine el huevo, mantequilla el sustituto de azúcar, vainilla, y bata en velocidad media hasta que se vea cremoso, por unos 5 minutos.

Raspe las orillas del tazón y agregue la avena, harina, el coco, el polvo de hornear, la sal y bata en velocidad suave. Se va a ir formando una sola  bola de masa, eso quiere decir que todo bien.

Pare la batidora, raspe las orillas y agregue los chips de chocolate. Revuelva bien con una espátula. Con la masa, haga bolitas de más o menos 1/4 de taza y aplástelas en una bandeja rociada con spray previamente, para que tomen la forma de la galleta redondita. Calcule la medida para que sean unas 12 iguales. Cubra la bandeja con plástico adhesivo y déjelas en la refri unas 2 horas. Esto hace que la masa quede más consistente y cuando se hornee queden tostaditas. Si tiene mucho antojo y no puede esperar, no es el fin del mundo, métalas al horno de una vez.

Incluso puede dejar la bandeja en la refri toda la noche y hornearlas en la mañana, o bien guardar la masa por hasta 5 días.

No las hornee sin haberlas sacado una media hora antes de la refri. Precaliente el horno a 170 grados centígrados y hornéelas por unos 10 a 13 minutos (vigílelas por aquello). Cuando vea que las orillas están cafecitas y todo el barrio huele a galleta, ya estuvieron.

Normalmente las recetas aquí dicen que hay que dejarlas enfriar, pero yo soy del tipo de personas que le pegan un mordisco a la galleta caliente y se queman todas. Un minuto después le vuelven a pegar otro mordisco a ver si ya se enfrió y se vuelven a quemar.

La vida es muy corta. Disfrute sus galletas.

FullSizeRender

Compartir

Share on facebook
Facebook
Share on pinterest
Pinterest

One Response

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Tabla de contenido

Más publicaciones

Cómo hacer una receta a la mitad

Aunque yo normalmente les comparto recetas con porciones pequeñas, a veces solo queremos hacer la mitad, pero es importante hacerlo correctamente, especialmente cuando hablamos de

Ratatouille

Antes de que le de pereza leer esta receta porque piense que es muy elaborada le advierto que es súper fácil, económica y que lo