Pancitos integrales rellenos de queso o “Tequeños”

Mi amiga Anna Karina es venezolana, pero no vive en Venezuela desde hace varios años. Vive en Costa Rica y para mí ha sido una fortuna conocerla porque es una mujer trabajadora, divertida, ama la cocina y al igual que yo, la comida es su herramienta más efectiva para demostrar cariño.

Otra cosa que tenemos en común, es que nuestras familias tuvieron que irse de su país para buscar un futuro mejor. Mi familia es nicaragüense y aunque yo nací en Costa Rica, llevo a los dos países en mi corazón y por supuesto en mi cocina (yo te hago lo mismo pan casero tico que carne en baho).  Y tengo amigos de de países como China, Estados Unidos, Argentina, Colombia y hasta de Ucrania que me han enseñado sobre su cultura y su comida. Y esto además de quitar el hambre también ayuda a quitar los prejuicios :).

Volviendo a mi amiga Anna, hace unos días me invitó a su casa para enseñarme a hacer unos bocadillos tradicionales venezolanos que se llaman Tequeños, que son unos pancitos rellenos de queso. Además de hacer la versión tradicional también hicimos una versión más liviana con harina integral y queso light, que están deliciosos y perfectos para fiestas, paseos y meriendas.

Ingredientes 

(aproximadamente 30 tequeños)

  • 500 gramos de harina integral (2 tazas)
  • 210 mililitros de leche descremada
  • 2 cucharaditas de polvo de hornear
  • 2 cucharaditas de sal
  • 2 yemas de huevo
  • 100 gramos de mantequilla light (eso es como media cajita)
  • Para el relleno: 15 palitos de queso light (se consiguen en cualquier supermercado en el área de quesos) o queso turrialba light cortado en palitos de 3 cm.

Preparación 

1. Mezcle la harina con la mantequilla y mezcle bien con las manos hasta que se hagan boronas.

2. Agregue el polvo de hornear y la sal

3. Mezcle la leche con el huevo y agréguelo a la mezcla hasta formar una pelota. 4. Amase por unos diez minutos hasta que esté elástica, con la mesa bien enharinada.

5. Espolvoree la mesa con harina y estire la masa de forma cuadrada, hasta que tenga aproximadamente unos dos milímetros de grosor:

6. Con un cuchillo corte la masa en tiras. Tome una tira de masa, envuelva un palito de queso dándole vuelta con la tira de masa hasta que lo cubra totalmente y ciérrelo bien.

7. Precaliente el horno a 160 grados centígrados y hornéelos por 20-25 minutos hasta que estén ligeramente dorados.  Si no los quiere hacer todos de una vez, los puede guardar en un recipiente en el congelador por hasta 15 días.

Compartir

Share on facebook
Facebook
Share on pinterest
Pinterest

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Tabla de contenido

Más publicaciones

Queque navideño sin harina

En Costa Rica es tradicional para la época navideña hacer un queque con semillas, frutos secos y licor. Como el clima se pone más fresco,

Masa liviana para empanaditas

La semana pasada les hablaba en mi página de FB sobre la importancia del balance, es decir, de comer de vez en cuando cosas que