10 hábitos saludables en mi cocina

Hoy, en lugar de compartir una receta, quiero compartirles algo más personal: diez  hábitos saludables que tengo en la cocina para tener un peso saludable, cocinar mejor y hasta cuidar el ambiente.

Son costumbres que a mí me han funcionado bien y si usted quiere comenzar a tener mejores hábitos, puede tomar  aunque sea uno y hacer cambios paso a paso. No todos somos iguales, así que si quiere hacer un plan más personalizado para sus objetivos, no olvide consultarle a una buena nutricionista.
 
Comencemos:
 

Sólo uso arroz integral:

Da más sensación de llenura, es más nutritivo y se prepara igual que el blanco. Se puede hacer gallo pinto, arroz con leche, arroz con pollo y hasta arroz con mango.

Uso spray para cocinar 0% grasa:

Para freír y para engrasar moldes, no uso más que eso, para no añadirle grasa a la comida. Les recomiendo uno con sabor a mantequilla para queques y panqueques.

No uso azúcar refinada.

En su lugar, utilizo endulzantes sin calorías como splenda y otra sucralosa y cuando no quiero usar ninguno de los dos, endulzo alguna repostería con frutas súper maduras como banano. En el café, te y jugos: nada.

No uso salsa de tomate ni salsas preparadas para cocinar:

Si necesito una salsa de tomate, no compro las de tarro, agarro un tomate de verdad, lo pico y lo hago salsa. Sin azúcar, sin grasa y 100% natural. Lo mismo con la mayonesa. Mejor utilizo yogur 0% grasa, que además es más nutritivo

Experimento y a veces echo a perder las cosas:

No todo tiene que salir perfecto a la primera, ni para los chefs más reconocidos. Pruebo, sustituyo algún ingrediente y me arriesgo, si queda feo, no pasa nada más que aprender. No se desanime porque se equivocó o le quedó mal y vuélvalo a intentar.

Cocino más proteína y vegetales que carbohidratos, pero siempre los incluyo:

La mitad de mi plato de almuerzo siempre tiene la mitad de ensalada y vegetales y un cuarto del plato de proteína. Pero siempre incluyo carbohidratos: no son enemigos y son importantes para obtener energía y comer de manera balanceada.

Uso más vegetales frescos que en lata:

Evito el sodio azúcar adicional y así voy a la feria del agricultor todos los domingos y me compro un agua de pipa.

Uso más harina integral que blanca.

Es lo mismo que con el arroz.

Uso productos de limpieza amigables con el ambiente:  

Cocino todos los días y me gusta usar productos biodegradables y que no contaminen el agua, como los de Florex. Además, en vez de botar el agua donde herví algunos vegetales, riego las plantas y ahorro, aunque sea un poquito.

Le pongo cariño a la comida:  

La comida no es solo para alimentar el cuerpo o para llenarse, si no que es una experiencia que nos da vida y energía. Aunque cocine solo para usted o para toda su familia, hágalo con cariño, escoja buenos ingredientes y disfrútelo. Se puede comer de todo, rico, de manera balanceada y sobre todo #libredeculpa

Compartir

Share on facebook
Facebook
Share on pinterest
Pinterest

2 Responses

  1. Me gusta muchísimo lo que he leído hoy, es mi primer dìa de conocer este blog, felicitaciones Shirley Malespin se ve el trabajo, adelante!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Tabla de contenido

Más publicaciones

Trucha con limón y romero 

¿Cómo hacer para que el pescado me quede jugosito y no todo seco, tostado y feo?Una técnica muy sencilla es que en lugar de hacerlo

Flan de ayote liviano

Me hacía falta hacer algún postrecito que no fuera hecho a base de harina como los queques y muffins, así que hoy les comparto este